top of page
Buscar

¡Apuéstale a tu talento!

Actualizado: 26 abr 2023

¡Apuéstale a tu talento!

A raíz del aniversario #35 de la Academia de danza Claudia Cadena, este año venimos haciendo un recorrido por la historia de sus shows y presentaciones.

La historia de su vida, de su esencia, de su ADN.

Una historia que ha sido contada por alumnos, profesores, padres, amigos y familiares.

Que ha quedado grabada en los cuerpos de todos los alumnos.

En los corazones de todos los que han hecho parte de sus shows y presentaciones.

Allí están guardados los mejores recuerdos, los ojos más brillantes, las sonrisas más felices y las

lágrimas más sinceras y gratificantes.

La historia de Claudia Cadena Danza se cuenta en sus shows y presentaciones.

¡Apuéstale a tu talento!

El talento

El 2007 vino cargado de …¡talento!

Sí, este fue el año de la presentación “As de trébol“.

El espectáculo de danza que presentó la Academia de Danza de Claudia Cadena con todos sus alumnos en el Teatro Metropolitano.

As de trébol contaba la historia de Ana, una niña joven, alegre y divertida.

Esta niña tenía el sueño de volverse una gran bailarina y para alcanzarlo debía tomar una decisión…

Confiar en su suerte o ¡apostarle a su talento!

¡Apuéstale a tu talento!

La inspiración

Y las pruebas por las cuales debía pasar

La presentación se desarrolló dentro del gran casino de la felicidad.

Un lugar lleno de luces y color donde todos los elementos cobraban vida.

Cartas, dados, fichas y amuletos de la suerte fueron personificados por los bailarines de danza, ballet, hip hop, jazz y urbano.

“As de trébol” fue un show que le apostó a creer en uno mismo y no depender de la suerte para alcanzar nuestros sueños.

¡Apuéstale a tu talento!


Los personajes

  • Ana

  • Trébol

  • Rey k

  • Presentador

  • J 1

  • J 2


La primera escena

¡Apuéstale a tu talento!


El amuleto de la suerte

ANA: Y si no puedo, ¿quién me puede ayudar?

VOZ EN OFF: Tranquila Ana, hay objetos que tienen un poder mágico, los antiguos los llamaban Nanuak, los occidentales los llaman talismanes, nosotros los llamamos amuletos.

Sólo se les pide que nos ayuden a hacer lo que nos es difícil y ellos lo harán.

(Se ilumina el escenario).

Ana, se levanta y se sienta en una silla, lee un libro que está encima del escritorio.

Lo ilumina una lámpara que permite ver los muñecos que adornan el cuarto.

Desconcertada, se detiene, entre las hojas del libro.

Hay un trébol de cuatro hojas, lo mira, cierra el libro, lo corre para un lado y se sienta encima del escritorio.

ANA: Tu eres un amuleto de la buena suerte, claro, ¡tu eres quien me va ayudar!

Seguro que mañana todo va a ser más fácil.

Como dicen mi abuela y las amigas de mi abuela, eres el mejor regalo, ya no tengo que estudiar ni ensayar.

Creo que alguien tiene trabajo para mañana.

Le da un beso a su trébol, lo guarda en el bolsillo trasero del pantalón, baja del escritorio.

Aparece detrás del escritorio el As de trébol.

AS DE TRÉBOL: Hola me estabas llamando…

ANA: ¿Tú quién eres?

AS DE TRÉBOL: Yo soy tu amuleto de la suerte y vengo para ayudarte…¿qué necesitas?

ANA: Quiero que me ayudes a ganar el examen de mañana y que me des suerte en la audición de baile…

AS DE TRÉBOL: Claro Ana…

Pero cuéntame… ¿ya estudiaste todo lo que tenías que estudiar y practicaste el baile para la audición?

ANA: Bueno… realmente no…

Es que estaba en la casa de mi amiga, luego jugué en el computador… ah y después vi televisión…

No sé, creo que estudié un poquito y practiqué ayer.

¿Pero para qué tengo que practicar tanto?

Mi papá dice que cuando lleguen las musas me deben encontrar trabajando.

¿Quiénes serán las musas?

Cuando sea grande quiero ser una Bailarina.

Y no creo que necesite practicar si te tengo a ti.

Es más, desde hoy no tengo que estudiar. ¡Tu lo harás todo por mi!

(Estira el cuerpo, bosteza).

¡Apuéstale a tu talento!

La mamá

VOZ EN OFF: ¡Ana!, hija ya estudiaste ¿verdad?

ANA: Sí mamá, ya estudié.

Me voy a dormir porque estoy muy cansada. (Hace cara que está diciendo una mentira)

VOZ EN OFF: Descansa para que mañana te vaya bien en la audición y en el examen de español.

ANA: Los Amuletos nos resuelven todos los problemas y dificultades que tengamos, aquel que tenga uno será muy feliz…

(Ana se va desvaneciendo corporalmente, hasta quedar dormida).

Cambio de luces.

¡Apuéstale a tu talento!

La segunda escena

Ana se despierta y se encuentra en un callejón que da la sensación de un ambiente nocturno.

Se detiene.

Se para debajo de una lámpara que la ilumina desde arriba, Ana se mira, luego mira para todos lados, se levanta e indaga en el lugar.

¡Apuéstale a tu talento!

El callejón

ANA: Esta no es precisamente mí casa, ni el lado de mi casa.

¿En dónde me encuentro?

No recuerdo cómo vine a este lugar, no lo conozco.

(Ana, ve venir a un sujeto, quien lleva puesta una gabardina, un sombrero en la cabeza y en la boca un tabaco alargado, como de la época).

ANA: Disculpe…puede decirme…

Trata de preguntarle al sujeto algo, pero él la ignora y rápidamente entra a un lugar que tiene un letrero grande, que dice “Gran casino de la alegría”.

¡Apuéstale a tu talento!

El Gran Casino de la Alegría

Ana ve venir otros tres sujetos.

ANA: ¡Hola!; podrían decirme, ¿En dónde me encuentro?

De repente suena una sirena y por una alcantarilla comienzan a salir unas personas.

Ella se asusta y sale corriendo y se esconde detrás de una pared.

Ana se encuentra un poco inquieta, no logra saber quiénes se acercan.

Desde el fondo del callejón, detrás de ellos, ve venir otros tres sujetos.

De repente empiezan a salir sujetos de todos lados.

Todos comienzan a bailar.

Ana veía como bailaban…

Ella los observaba y tratando de imitar los movimientos de todos, poco a poco hizo parte de la coreografía.

Estaba tan emocionada que bailó y bailó, cuando miro a su alrededor se dio cuenta de que estaba sola, no había nadie).

¡Apuéstale a tu talento!

Las J guardianas

ANA: Pero, ¿Dónde se fueron todos?

(Ana, se aventura a seguir a un sujeto con gabardina, sombrero y cigarro alargado como de la época quien ha entrado por una puerta que lleva al interior del “gran casino de la alegría”).

En medio de su curiosidad, trata de entrar por la puerta principal, pero en la entrada hay dos J guardianas.

Ana se asusta y toma la decisión de entrar por otro lugar.

Mira desde afuera del callejón por varios ángulos, pero ninguno le daba la posibilidad de enterarse de lo que pasaba allí adentro.

¡Apuéstale a tu talento!

La tercera escena

¡Apuéstale a tu talento!

El baile

ANA: ¿En que lugar estaré?, ¿De dónde se encenderá la luz?, No veo nada.

De repente se encienden las luces de las cartas gigantes y comienza la música.

Ella observa todas las fichas, los dados, las ruletas y todos como bailaban.

A un lado se encontraban las J guardianas acompañando al rey K que estaban sentados en un lado del casino mirando todo el espectáculo.

ANA: Qué extraño… no hay personas apostando dinero, no hay gente votando su plata ni perdiendo el tiempo en los juegos de azar…

¡Apuéstale a tu talento!

La cuarta escena


Las fichas de azar se agrupan.

El rey está acompañado de dos J guardianas quienes están a los lados.

Se levantan y bailan haciendo bienvenida al show.

Se ilumina el escenario en donde se encuentra un presentador.

Música para ambientar.

¡Apuéstale a tu talento!

El presentador

PRESENTADOR: ¡Feliz momento para todos!.

Hoy es un día muy especial.

Nos acompaña en el casino el Rey K quien estará como jurado de los tres grupos invitados para la audición de hoy.

No solo estaremos juzgando a estos grupos invitados, también presenciaremos el gran show de la noche.

Eso y mucho más en unos instantes.

Pero démosle inicio a este evento.

Para deleite de ustedes presentamos el primer grupo que nos mostrará su gran talento, un aplauso y que pasen al escenario.

¡Apuéstale a tu talento!

La audición

PRESENTADOR: Acabamos de ver unos maravillosos bailes de danza árabe quienes han demostrado tener gran talento para quedar como ganadoras.

¿Pero están pensando que es lo único que verán en la noche del día de hoy?

Pues no, con ustedes y para el Rey K tengo el honor de presentar el segundo grupo.

Ellos tienen muchos deseos de mostrar lo que han preparado para nosotros.

Porque para poder audicionar aquí hay que entrenar constantemente.

No es una cuestión de suerte, es una misión de compromiso consigo mismo.

Aplausos y que pase el siguiente grupo.

¡Apuéstale a tu talento!


El ganador

PRESENTADOR: ¡Qué bonita demostración nos ha dado el grupo de danza tropical!

Solo nos queda un grupo para presenciar y evaluar.

¿Quién será el grupo afortunado en el gran casino de la alegría?

Para deleitarnos con su show, todo eso y mucho más lo sabremos finalizando esta sesión.

Démosle la bienvenida al tercer grupo invitado.

Esperamos que el Rey K no esté muy confundido porque la verdad, hemos visto maravillosos bailes.

Invitamos a pasar al escenario al tercer grupo invitado, aplausos y adelante.

¡Apuéstale a tu talento!


La decisión

PRESENTADOR: Esta decisión no es nada fácil de tomar…

Dejemos que sea el Rey K quien nos lo diga.

Mientras nuestro Rey decide en manos de quién quedará el premio nosotros nos deleitamos con este espectáculo a cargo de nuestros bailarines del Casino de la Alegría.

Cambio de luces.

Música.

Rey K se pone de pie, aplaude el espectáculo y hace un movimiento para que le traigan el premio.

De repente las J guardianas traen en sus hombros el TRÉBOL DE CUATRO HOJAS.

¡Apuéstale a tu talento!

El trébol

ANA: ¡Ese es mi trébol de la buena suerte!. (Manda la mano al bolsillo trasero).

¿Cómo hizo para escaparse de mi bolsillo?

Cómo se le ocurre abandonarme sabiendo que lo necesito para el examen y la audición del día de mañana y ahora resulta ser una estrella.

Ana aprovecha que el trébol está cerca de ella y se lanza sobre él.

Todos allí se inquietan.

El trébol trata de quitarse a Ana de encima.

Inmediatamente las dos J guardianas quienes acompañan al Rey k, corren hacia Ana y la toman de los brazos, retirándole el trébol.

El trébol se hace a un lado.

¡Apuéstale a tu talento!

El rey K

El Rey k se pone de pie.

Rey k: ¿Quién eres tú tan imprudente?

¿Acaso no sabes medir tus emociones?

Está bien que todos aquí queramos tener el premio del trébol de cuatro hojas, pero tampoco llegamos al extremo de acosar y agredir físicamente.

¡J quítenle el sombrero y la gabardina, queremos ver quién es tan imprudente con nuestro artista!

Ana hace un gran esfuerzo por soltarse pero falla en el intento.

Las J guardianas le quitan el sombrero y la gabardina.

Todos los allí presentes se inquietan.

Rey k: ¿Cómo te llamas?

Tu rostro no se me hace familiar.

Es más no te conozco, dinos tu nombre.

¡Apuéstale a tu talento!

La niña

ANA: Ana.

Rey k: Dinos el motivo por el cual no pudiste controlar tus emociones al ver al trébol de cuatro hojas.

ANA: Debo regresar a casa y tengo que llevarlo conmigo, porque él es mi amuleto de la buena suerte.

Como no he estudiado para el examen de español y la audición de danza, lo llevaré conmigo para que me vaya bien.

Rey k: Eres una egoísta, Sara.

Todos: Ana, se llama Ana.

Rey k: Ana es inaudito que quieras tener el PREMIO sin esforzarte.

Todos aquí tienen que ensayar, practicar, dedicarle tiempo a estudiar y a mejorar.

Cada uno tiene que esforzarse por hacer lo que le toca, en tu caso debes estudiar y practicar para tu audición.

¡Apuéstale a tu talento!

El trébol

Trébol: No te entiendo, ¿cómo es eso de que yo soy tu amuleto de la buena suerte?

ANA: ¡Sí!, ¿No recuerdas cuando te encontré en mi libro?

Yo te cogí y te guardé.

Trébol: La verdad, no lo recuerdo.

Pero yo no le resuelvo a las personas sus deseos.

Ellos tienen que darse por el trabajo y la constancia que cada uno le ponga a su labor.

Rey k: Estoy de acuerdo, solo son pretextos para tener el trébol.

Me parece muy mal hecho, creo que lo mejor será que encerremos a Carla.

Todos: Ana, se llama Ana.

ANA: No es justo que por reclamar algo que es mío, me encierren.

(Se dirige al trébol).

Tú eras en el que yo confiaba y me pagas con desprecio, yo creía en ti y en tu buena suerte, por eso no estudie para el examen, y no ensayé para la audición.

Como pude confiar en ti, soy una…

¡Apuéstale a tu talento!

El calabozo

Rey k: Jotas llévenla al calabozo.

Las J se disponen a llevar Ana al calabozo, ella se esfuerza por soltarse pero no lo logra, todos observan.

Trébol: ¡Alto!, no la lleven al calabozo.

Si usted su majestad el rey me permite yo quisiera que su castigo sea limpiar el casino.

Después de todo ha quedado muy sucio y creo que será mejor castigo que mandarla al calabozo.

Rey k: Si, me parece una muy buena opción.

Y será mejor que todo te quede muy limpio Sandra.

Todos: Ana, se llama Ana.

ANA: Soy muy pequeña para limpiar todo este casino.

Rey k: Traigan los implemento de aseo para que comience a limpiar.

Ah¡ y empieza por limpiar el piso.

(El rey y todos los allí presentes salen, solo queda Ana con las dos J.)

Silencio.

Ana comienza a llorar.

¡Apuéstale a tu talento!

Las Jotas

J 1: No llores, ponte mejor a limpiar porque si no; no vas a terminar nunca y recuerda que estaremos vigilándote.

Ana limpia el piso, no deja de llorar.

Para de limpiar; sentada en el piso llora y se va desvaneciendo hasta quedar dormida.

¡Apuéstale a tu talento!

La quinta escena


Ana exaltada.

Se levanta de la silla.

Se manda la mano al bolsillo trasero del pantalón, saca el trébol de cuatro hojas, lo mira.

ANA: Debe ser verdad.

Los amuletos no pueden hacer lo que nos corresponde a nosotros.

Y yo como una tonta creyendo lo que dicen las niñas del colegio.

Debí haber ensayado y estudiado.

Todo es cuestión de compromiso y confianza en que lo podemos hacer.

Todo está en uno mismo.

¡Apuéstale a tu talento!

¡Apuéstale a tu talento!

ANA: Todavía estoy con tiempo de estudiar y hasta puedo practicar un poco.

Querido trébol gracias por ayudarme a entender que no tengo que buscar ayuda en amuletos o talismanes.

Soy yo la que tiene todo el valor y la suerte del mundo.

Porque está dentro de mí el amor, el respeto y la confianza.

Te dejaré guardado para recordar lo que me has enseñado.

aparecen todos los demás bailarines y hacen la coreografía de despedida.

Termina con una lluvia de serpentinas muy alegre

¡Apuéstale a tu talento!

Las presentaciones

¡Qué felicidad ser parte de los shows y las presentaciones de la Academia!

Estos han sido y serán momentos únicos y especiales.

¡Un recuerdo que llevarás tú y tus hijos en sus corazones toda la vida!

¡En Claudia Cadena Danza nos mueve la alegría de nuestros alumnos en las presentaciones!

Escríbenos al WhatsApp para que tu hijo haga parte de estos momentos y ¡que sus mejores recuerdos sean las presentaciones!

8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

TU CUERPO, TU CASA

Hoy vamos a hablar del cuerpo. Párate frente al espejo. Ahora dime, ¿qué ves? Tu cara, tu pelo, tus ojos, tu lengua. Ahora párate un poquito mas lejos. ¿Qué ves? Ves una personita muy grande y muy lin

bottom of page